Noticias y Actualidad

Home Noticias CruzBlanca Conociendo a Patricia Vernet, nefróloga en el Centro Médico Paracelso Sagasta

Conociendo a Patricia Vernet, nefróloga en el Centro Médico Paracelso Sagasta

Viernes, 24 Septiembre, 2021 Comentarios

La nefrología no es tan conocida como otras especialidades, pero, sin embargo, tiene gran importancia en la salud. ¿De qué se ocupa el nefrólogo?

Efectivamente, es una especialidad poco conocida. Muchas veces, cuando me presento a los pacientes en el hospital lo hago como: Patricia, la nefróloga, “la médico del riñón”, porque en muchas ocasiones, la gente no sabe a lo que nos dedicamos.

De forma muy resumida, nos encargamos de que el riñón funcione correctamente, pero éste no se ocupa solo de producir orina, sino que además se encarga de:

  • Mantener el equilibrio del agua y de los minerales del organismo
  • Sintetizar distintas hormonas como la Vit D o la Eritropoyetina
  • Controlar la tensión arterial

Es cierto que es una especialidad importante ya que la Enfermedad Renal Crónica (ERC) afecta al 10% de la población adulta española y a un 20% si hablamos de los mayores de 60 años. Además, en muchas ocasiones, es asintomática, por lo que está infradiagnosticada.

Para no confundirla con la Urología, ¿cuáles son las diferencias entre estas dos especialidades?

La nefrología y la urología son dos especialidades diferentes, aunque complementarias y muy relacionadas. Nuestros caminos se cruzan con mucha frecuencia, ya que ambos compartimos el estudio del mismo órgano: el riñón.

Los urólogos se centran en el estudio anatómico o estructural del aparato urinario y además están cualificados para desarrollar procedimientos quirúrgicos.

Los nefrólogos, en cambio, nos encargamos de “la maquinaria interna” del riñón. En el interior del riñón hay un montón de nefronas, que actúan como pequeños “coladores” y que se encargan, entre otras cosas, de producir la orina.

Para que se entienda mejor, os pongo un ejemplo. Si hiciéramos la similitud entre un riñón y un reloj, el urólogo se encargaría de cambiarle la correa cuando se estropease, ponerle pila nueva cuando se acabase, o cambiar el cristal si este se rompiese. Los nefrólogos, sin embargo, nos encargaríamos de la maquinaria interna del reloj.

¿Cuáles son las patologías más frecuentes que atiende?

La gran mayoría de pacientes tienen Enfermedad Renal Crónica, que es la consecuencia final de muchas enfermedades y que afecta al riñón de forma crónica e irreversible.

Las más frecuentes son:

  • Nefropatía diabética.
  • Enfermedades derivadas de la HTA.
  • Enfermedades glomerulares primarias o secundarias a enfermedades sistémicas.
  • Nefropatías congénitas o hereditarias.
  • Nefropatías intersticiales.

¿Cuál es el recorrido de los pacientes que llegan a su consulta?

Normalmente, los pacientes acuden derivados por su MAP (médico de atención primaria) u otros especialistas que les han solicitado una analítica por otro motivo.

También hay un grupo de pacientes que tienen familiares con ERC que incluso han precisado diálisis y acuden preocupados para revisar que todo esté bien.

Para bien o para mal, en la mayoría de las ocasiones cuando existe una afectación renal, el paciente no tiene síntomas hasta una fase muy evolucionada de la enfermedad, por eso, al ser asintomáticos, no suelen consultar por este motivo directamente y necesitamos una analítica para valorar la función renal.

Profundizando un poco más en su faceta personal, ¿qué es lo que le llevó a decantarse por la especialidad de Nefrología?

Mi visión de la medicina es tratar al paciente de forma integral, y no solo su enfermedad. En este sentido, la gran mayoría de los pacientes en nuestra consulta son pacientes crónicos, a los que acompañamos en las distintas etapas de su enfermedad, desde estadios iniciales hasta, en ocasiones, el tratamiento sustitutivo renal (diálisis).

En ese momento, los pacientes tienen que venir varios días a la semana al hospital a realizarse el tratamiento, con lo que nuestra relación con ellos es muy estrecha. Esto nos permite conocerlos de forma global, a su familia, a su entorno social, sus preocupaciones… Se genera una relación médico-paciente muy estrecha que nos permite humanizar mucho más nuestro trabajo.

Y, finalmente, ¿qué es lo que más valora de su labor como especialista en los problemas de los riñones?

Precisamente eso, poder acompañar a un mismo paciente a lo largo de las distintas etapas de su enfermedad. En muchas ocasiones, planteando tratamientos para evitar o frenar la progresión de su enfermedad y, en las fases más terminales, acompañándolos, a ellos y a sus familias, muchas veces, a paliar sus síntomas.

Si quieres concertar una visita con la Dra. Vernet en Paracelso Sagasta puedes reservar tu cita online para acudir a su consulta.


Comenta esta noticia