Noticias y Actualidad

Home Cruz Blanca News Carlos Rioja: “La Urología es una especialidad muy bonita”

Carlos Rioja: “La Urología es una especialidad muy bonita”

Friday, 28 January, 2022 Comments

En esta entrevista, conocemos al doctor Carlos Rioja, uno de los especialistas que encontrarás en la consulta de Urología de nuestro centro médico zaragozano Paracelso Sagasta. Comparte su pasión por la Medicina en general y por la Urología en particular con su sobrino el doctor Jorge Rioja, que ha tomado el testigo de un legado familiar.

¿Por qué se decantó por estudiar Urología?

Mi padre se especializo en Urología en el año 35. Mis padres se casaron en los años 40 y yo nací en el 51. Desde chiquitín he vivido la Medicina: mi madre era pediatra y la consulta de nuestro padre estaba en casa.

He vivido la Medicina como algo consustancial a mi vida.

Mi hermano es médico también, hizo Urología. Cuándo me preguntan: ¿Por qué eres urólogo? Digo: “Porque lo he ‘mamao’”. No se me ocurre otra cosa en la vida que lo que he visto siempre en casa, ha sido algo natural. En medicina o te gustan las especialidades médicas o las quirúrgicas. A nosotros nos gustan las quirúrgicas, operamos. Pero la Urología es una especialidad muy bonita porque también tratamos problemas médicos, como las infecciones de orina, problemas de infertilidad, problemas endocrinos… Si te gusta la Medicina, también puedes ejercerla.

Pero desde un punto de vista quirúrgico, la Urología es de las especialidades más novedosas. Somos los primeros en implantar nuevas técnicas. La endoscopia, el poder entrar dentro del organismo, lo inventó la Urología a principios del siglo XIX. Fuimos de los primeros que hicimos cirugía laparoscópica, somos los que dominamos la cirugía robótica en todo el mundo… Por eso, no es porque seamos urólogos, pero es muy bonita (ríe).

De hecho, la Urología es mucho más amplia de lo que parece, ¿qué abarca?

La urología es una especialidad médico-quirúrgica, aunque a los urólogos lo que nos gusta es operar. Pero es una especialidad que trata problemas médicos y quirúrgicos. Esta especialidad abarca la prevención, diagnóstico y tratamiento de todas las enfermedades morfológicas renales, las del aparato urinario y retro-peritoneo así como las enfermedades del aparato genital masculino. Me gustaría puntualizar que respecto al aparato urinario realizaríamos una diferencia, por un lado tendríamos el aparato urinario del barón, la próstata, una de las patologías más frecuentes. Por el otro lado, el aparto urinario de las mujeres. Somos los médicos del aparato urinario, tanto del hombre como de la mujer.

Es decir, tanto a hombres, como a mujeres.

La patología urinaria es mucho más frecuente en el hombre por la próstata, a partir de los 40 años hay mucha patología prostática porque crece y da muchos problemas en cuanto a la calidad de la micción, el cáncer de próstata, etc.

Pero el aparato urinario es común: tanto del hombre, como de la mujer. Entonces, hay patologías como las infecciones -que son más frecuentes en mujeres-, la litiasis (las piedras en el riñón) o los tumores de la vía urinaria.

Al urólogo se le ha etiquetado como un médico del hombre y al ginecólogo de la mujer, pero es un médico tanto del hombre como de la mujer, con la particularidad del aparato genital masculino, que nos da esa diferenciación.

Y en cuanto a las infecciones de orina, ¿por qué se dan más en las mujeres?

El problema de las infecciones de orina es anatómico de la mujer. Su uretra está dentro de la vagina, que está muy cerca del periné y del ano, por ello, con frecuencia, se contamina. En el hombre, con el pene, es relativamente difícil que gérmenes que alcancen el extremo de la uretra penetren hasta el aparato urinario.

¿Qué ocurre con las mujeres? Que si la vagina está contaminada, con mucha facilidad penetran gérmenes a la uretra y de la uretra a la vejiga.

¿Qué otro factor hay? Las relaciones sexuales. Es muy típico cuando una mujer inicia sus relaciones sexuales tenga infecciones de orina, ¿por qué? Porque tiene la vagina contaminada y el propio efecto mecánico de la relación sexual hace que entren esos gérmenes y se produzca la cistitis.

En este artículo el Dr. Rioja da las claves sobre la infección de orina recurrente

Si nos centramos ahora en los hombres, en ocasiones se pueden dar ciertos miedos a la hora de explicar a un profesional un problema sexual o de próstata, ¿existe en esta población cierta reticencia a acudir al Urólogo?

No existe reticencia. Tradicionalmente, el hombre consideraba que el padecer problemas de próstata se relacionaba con la vejez, con la decrepitud de la edad; pero hoy en día hay muchísima información. Igual que la mujer acude al ginecólogo y se revisa la anticoncepción, el embarazo o controla sus pechos para evitar el cáncer de mama, el hombre también está concienciado.

Hoy en día, tanto por problemas médicos, como pueden ser el de próstata, como por los sexuales, como la impotencia o infertilidad, ya no existe ese temor por acudir al médico.

¿Por qué es importante ponerse en manos de un especialista?

La medicina cada vez está más tecnológicamente avanzada. Dentro de una especialidad existen grupos que nos subespecializamos o superespecializamos, por decirlo de alguna manera. Hoy, el conocimiento en la Urología es tan grande que es imposible que un urólogo sepa mucho de todo. De alguna manera, acotamos nuestro conocimiento en ciertas áreas, por eso, digamos que el especialista solitario tiene deficiencias. Trabajamos en equipo: uno se dedica más a patología cancerosa, otros a patología litiásica… Ha avanzado tanto que tenemos que especializarnos mucho y estudiar mucho.

¿Y por qué especialidad se decantó usted?

Por mi edad, me he dedicado a casi todo, entonces teníamos una formación muy global. Pero más a la Endourología, que es la parte de la Urología que tratamos internamente. Es decir, no abrimos, lo hacemos endoscópicamente y con eso tratamos ciertos tumores y sobre todo la litiasis. Me he dedicado también mucho al suelo pélvico, que es la patología femenina.


Comment the article