Noticias y Actualidad

Home Cruz Blanca News Conociendo al Dr. Humberto Rondón, alergólogo en Paracelso Sagasta

Conociendo al Dr. Humberto Rondón, alergólogo en Paracelso Sagasta

Monday, 12 July, 2021 Comments

El doctor Humberto Rondón presta sus servicios en la Clínica Paracelso Sagasta desde 2017, llevando la consulta de Alergología general y actuando como médico supervisor de las pruebas radiológicas con contrastes que se realizan en el centro.

Se formó como médico en Venezuela, su país de origen, donde también realizó la especialización en Pediatría y Puericultura. Desde 2009 reside en España, donde tras homologar su título realizó la especialización vía MIR en Madrid en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Diaz. En su último año de formación, realizó la rotación externa en el servicio de Alergia Pediátrica del Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona.

En esta entrevista conocemos más de cerca el trabajo del Dr. Rondón y su especialidad, la Alergología.

¿Qué es la alergología y por qué decidió especializarse en esta especialidad de la Medicina?

La Alergología es una especialidad médica multidisciplinaria, que comprende el conocimiento, diagnóstico y tratamiento de la patología producida por mecanismos inmunológicos, especialmente de la hipersensibilidad. Su campo de acción es amplio, ya que abarca el estudio de trastornos localizados en distintos órganos o sistemas (tracto respiratorio, digestivo, piel, etc.), así como también trastornos generalizados. Decidí especializarme en Alergología porque considero que es una de las ramas médicas con más proyección futura, en base a los diferentes tratamientos que se están desarrollando y los conocimientos que se están aportando con las investigaciones en el área. Además, es una especialidad muy relacionada con el área pediátrica, ya que es en esta población donde hay la mayor cantidad de descubrimientos y nuevas terapias.

** ¿Cómo se desarrolla su día a día en Paracelso Sagasta?**

La consulta externa de Alergología se desarrolla una vez a la semana, los lunes, en horario matutino. Cada consulta conlleva entre una media hora y 45 minutos y en ella se realizan pruebas básicas de la especialidad, como lo son las pruebas cutáneas prick test dirigidas a determinar sensibilizaciones a alérgenos específicos. También realizamos pruebas de función respiratoria.

¿Qué es lo que más le gusta sobre su trabajo como alergólogo?

Como a todos los médicos, lo que más me gusta de la especialidad de Alergología es poder ayudar a los pacientes, dar solución a sus problemas y ver que es bien recibida esa ayuda por su parte. Dentro de mi especialidad, siento una especial inclinación hacia la rama pediátrica, porque aquí se es cada vez más activo en lo que se refiere a aportar diferentes tratamientos a problemas relevantes en esta edad, como lo es la alergia alimentaria y la patología cutánea tipo dermatitis atópica.

Cuando hablamos de alergia, inmediatamente pensamos en el polen, pero existen muchos tipos de alergias. ¿Cuáles son?

Además de la alergia respiratoria a aeroalérgeno -que incluye el polen de las plantas y también los ácaros, hongos y epitelios de animales- están las alergias alimentarias, a medicamentos, a productos cosméticos y las alergias de carácter profesional.

¿Qué síntomas nos pueden indicar que debemos acudir al médico para comprobar si tenemos una reacción alérgica?

Hay dos cosas que debemos tener muy claras. La primera es que el proceso de sensibilización y desarrollo de una alergia es bastante complejo y suele requerir tiempo para desarrollarse. Las cosas que nos dan alergia están en nuestra rutina y tenemos contacto con ellas con mucha frecuencia. Es muy poco probable que se desarrolle alergia frente a algo con lo que apenas tenemos contacto. En segundo lugar, es habitual que la capacidad de hacerse alérgico esté genéticamente programada y, por tanto, el paciente suele tener más de una alergia y entre sus antecedentes familiares directos suele haber más de un afectado. Estos dos aspectos se deben tomar muy en cuenta para decidir si pensamos o no en alergia. En cuanto a los síntomas más habituales que manifiesta la alergia, son expresiones cutáneas (urticarias, eccemas de contacto, angioedema) y respiratorias (rinitis, conjuntivitis, asma)

¿Cuáles son las pruebas más comunes que se realizan a los pacientes?

Las pruebas más comunes son las pruebas cutáneas tipo prick test, que consisten en exponer la piel del paciente con extractos concentrados de los alérgenos (proteínas) y observar qué reacción se produce.

¿Las alergias entienden de edad? ¿Se dan más en una época de la vida?

Las alergias pueden considerarse fallos del sistema inmunológico de defensa, ya que consiste en el desarrollo de un proceso inflamatorio de defensa frente a un alérgeno, que no es en sí mismo un verdadero enemigo del cuerpo humano. Por tanto, esto es más habitual que ocurra en un sistema inmunológico en formación, como es el caso de los niños y en general la gente joven.

Para concluir, ¿qué factores influyen a la hora de desarrollar una alergia?

Para desarrollar una alergia se requiere exposición importante a un alérgeno (proteína) y cierta capacidad atópica en el sujeto. También se considera que las diferentes proteínas de la naturaleza tienen más o menos poder alergenizante o sensibilizante a la hora de interactuar con el ser vivo.


Comment the article